Historia del CIM

La Ciudad de Astorga cuenta con una intensa actividad musical. Históricamente había donde estudiar música ya que La Milagrosa o los Hermanos de las Escuelas Cristianas, el Seminario Diocesano o el Teologado de los Redentoristas cultivaban esos aprendizajes y daban numerosas muestras sonoras en veladas, conciertos, actos litúrgicos y profanos. Había también Banda del Regimiento de Órdenes Militares y Banda Civil perteneciente al Cuerpo de Bandas Civiles, y estaban la Schola de la Catedral y el Templete del Jardín de la Sinagoga como expresión simbólica de las dos palestras clásicas de Astorga que mantenían encendido el fuego sagrado de la música.

Por todo ello la ciudad ha sido cuna de ilustres músicos, desde Lucio Octavio Magio, tubicem de la Legio X Gémina, cuya lápida funeraria se conserva en el museo Romano de la Ciudad , pasando por Venancio Blanco, el Maestro Leovigildo Blanco “Paganini”, D. Mateo Blanco del Rio, D. Ángel Julián y muchos otros destacados músicos astorganos, como el compositor y pianista de la Generación del 27 Evaristo Fernández Blanco (1902-1993), quien solía decir que “había muchos Blancos músicos”. Formado por los maestros de capilla de la Catedral, a los catorce años ofrece su primer concierto y en 1917 se traslada a Madrid para continuar su aprendizaje en el Real Conservatorio. Es el último discípulo de Tomás Bretón (1850-1923) y, posteriormente, estudia composición, contrapunto y fuga con Conrado del Campo (1878-1953), un romántico tardío, nacionalista, gran conocedor de Wagner y con notable influencia straussiana. La orientación germanista de su maestro resultará determinante en el descubrimiento para el joven Evaristo de las tendencias vanguardistas de la Escuela de Viena. En 1921 consigue el primer premio de Composición del Conservatorio de Madrid, obteniendo una beca de la SGAE que le permite trasladarse a Alemania para ampliar sus conocimientos con Arnold Schönberg (1874-1951), en Berlín. Pero Schönberg se había trasladado a Viena y Evaristo encuentra, sin embargo, a Franz Schreker, director y profesor de la Escuela Superior de Música de Berlín. Su estancia en Berlín se prolonga hasta 1923 y ese mismo año regresa a Madrid, donde se vincula a la Generación del 27. Comienza, entonces, el período más fructífero de su carrera compositiva que se prolongará hasta principios de la Guerra Civil, acontecimiento que supondrá su silencio compositivo. En 1982 termina su última obra importante, Suite de Danzas Antiguas, para orquesta sinfónica por encargo de RNE.

Mención expresa merece Pedro Blanco (1883 - 1919), compositor, pianista, profesor y crítico musical astorgano ganador del Primer Premio del Concurso de Composición del Círculo de Bellas Artes de Madrid con la suite para orquesta Añoranzas, obra que dedicó a la Diputación de León. Pedro Blanco inicia sus estudios musicales con su padre, el músico astorgano Mateo Blanco del Río, y a finales delsiglo XIX recibe una beca de la Diputación de León para estudiar en el Real Conservatorio Superior de Madrid. Allí, bajo la tutela de Felipe Pedrell, Andrés Monge y Juan Cantón Francés, obtiene el Primer Premio de Piano. En 1903 se traslada a Oporto, donde reside hasta su muerte el 1 de mayo de 1919, víctima del virus de la influenza, la tristemente denominada “gripe española”. A los diecinueve años comienza su actividad de concertista, ofreciendo recitales en España, Francia y Portugal, a solo o integrado en agrupaciones de cámara. No es conocida la razón de su traslado a Portugal, pero probablemente el hecho de participar en conciertos con grupos estables con el complemento de impartir clases de piano, determina que fije allí su residencia. Escribe numerosas obras para piano y un Concierto para piano y orquesta, varias canciones en portugués y en castellano y una obra para violín y piano. Ese mismo año es elegido para formar parte del primer claustro de profesores del Conservatorio de Oporto. Mantiene correspondencia con compositores de la talla de Felipe Pedrell, Joaquín Turina, Tomás Bretón, Maurice Ravel, Camille Saint-Saëns y Rogelio Villar, quienes elogian su música y su talento, y las críticas de la prensa española y portuguesa de la época recogen el clamoroso éxito de sus interpretaciones y de sus composiciones. La enorme labor de difusión de la música española realizada por Pedro Blanco en Portugal y la calidad de sus composiciones, de marcado carácter romántico y nacionalista, merece un reconocimiento que ha tenido que esperar muchas décadas, pero que al fin se ha visto recompensado.

La Ciudad de Astorga cuenta con una Banda Municipal Centenaria. La Banda Municipal de Música de Astorga tiene más de ciento cincuenta años de existencia, hay datos de la misma desde 1841 como Banda asociada a las Milicias de Voluntarios. Los avatares políticos, más los económicos, hacen que la Banda se disuelva y reaparezca para conseguir un poco de estabilidad en el año 1874 en que se firma contrato con el maestro Gerardo Casas, el que fue oficialmente su primer director, a finales del siglo siendo el Concejal delegado D. Ricardo Blanco. Desde entonces su actividad ha sido ininterrumpida.

La Catedral, la Escuela Municipal de Música, el Conservatorio Profesional de Música, Corales, Bandas de Tambores y Cornetas, Banda de Gaitas, etc. hacen que la vida musical de la Ciudad sea muy importante. No es de extrañar el esfuerzo económico que desde el Excmo. Ayuntamiento de Astorga se hace en pro de la músi ca y de la educación musical, contando con una Escuela Municipal de Música que en el presente curso escolar supera los 250 alumnos, con 14 profesores de música y de danza, así como con un Curso Internacional de Música que es un referente en la educación musical con repercusión en todo el territorio nacional, siendo el único que cuenta con todas las especialidades instrumentales de orquesta y banda que se imparten en las enseñanzas oficiales de música en la Comunidad.

Destacar, la importancia histórica de la música en la Ciudad, que contaba incluso con Imprenta Musical, la imprenta de Ángel Julián, en el número 10 de la antigua calle de la Cubera de Astorga, a un tiro de piedra de las imprentas de Fidalgo y Revillo, tenía su vivienda y taller de artes gráficas Angel Julián. Era un astorgano muy popular, de barba bradominesca, corazón musical y amante de las letras escénicas. Poseía una espléndida biblioteca, un regio piano en el que recibió sus primeras lecciones Evaristo Fernández Blanco, una simpatía que supo transmitir a sus festivas piezas teatrales y una cordialidad a prueba de tertulia literaria.

La banda sonora de aquella vieja rúa, hoy presidida por una lápida dedicada a Concha Espina, permitía oír el murmullo escolar del Colegio de los Hermanos, los estudios pianísticos de Ángel Julián o de sus hijas y un rumor algo más lejano e interior debido al tráfico de la imprenta. No podía ser de otro modo. La imprenta de Ángel Julián tuvo mucho que ver con la artesanía gráfica y con sus aficiones personales. Las publicaciones periódicas de la ciudad salían en otras imprentas -la de Fidalgo, López, Revillo, Sierra- que aceptaban, a su vez, trabajos industriales complementarios. La de Ángel Julián se especializó en otras galanuras gráficas que aplicó a trabajos de carácter empresarial estampando con procedimientos cromolitográficos envolturas de libras de chocolate o de cajas de mantecadas. Casi todos los impresores astorganos trataron, con el tiempo, de ganarse el goloso mercado local e introdujeron la modalidad litográfica ya que permitía vistosos resultados publicitarios.

Lo que nadie más que Ángel Julián hizo en Astorga fue editar música. En primer lugar, su propia música, pero también la de otros compositores astorganos. Instaló en los bajos de su casa una rareza gráfica, una de las pocas imprentas musicales que había entonces en España. Algo así como una Ricordi astorgana. El propio Ángel Julián dibujaba sobre papel, con tinta grasa autográfica, el pentagrama y la notación musical para después calcarlos en piedra caliza y hacer la tirada con una máquina de imprimir litoplana. El acabado del trabajo, artesanal donde los haya y, sobre todo, la fiabilidad que otorgaba un autografista tan experto en música como el propio impresor hizo correr la voz por toda la península de que en Astorga había una imprenta musical de prestigio. Bien puede decirse que la música publicada, entre los años veinte y los cuarenta, con este pie de imprenta, supone una curiosidad en la historia de las ediciones musicales españolas.

Aquí se editaron libretos y partituras de zarzuela, música para acompañar proyecciones de cine mudo, pasodobles, tangos, foxes, himnos, canciones populares de casa y de fuera, con unas modalidades de presentación, en cuanto a ilustraciones de portada, muy originales, variadas y acordes con los gustos en boga. En más de una ocasión Demetrio Monteserín dibujó portadas de vistosa escenografía, muy a tono con el modernismo galante que le había cautivado en sus escapadas francesas. Aparecen firmas de ilustradores poco conocidos o ignorados y bastantes portadas sin firmar. Entre éstas merecen especial atención, por razones de creatividad gráfica, muchas rotulaciones montadas y enmarcadas con cuerpos tipográficos exóticos o con la rica utilería ornamental de la imprenta.

Hay un buen número de músicos, letristas e ilustradores astorganos editados por Ángel Julián, en homenaje a su editor, la partitura es algo más que un soporte musical, es un producto gráfico, artesanal, novedoso en su especialidad, que contribuye a escribir un armonioso capítulo de la historia de la imprenta en Astorga.

Curso Internacional de Música Ciudad de Astorga

Como consecuencia natural de una gran historia musical, no es de extrañar el esfuerzo económico que desde el Excmo. Ayuntamiento de Astorga se hace en pro de la educación musical, contando con una Escuela Municipal de Música que en el presente curso escolar supera los 220 alumnos, con 14 profesores de música y de danza, así como con un Curso Internacional de Música que es un referente en la educación musical de Castilla y León.

El Curso Internacional de Música “Ciudad de Astorga” es una clara referencia para todos los cursos, seminarios y campamentos musicales que se han desarrollado en los últimos años. Un hecho diferenciador del CIM es que cuenta con todas las especialidades instrumentales de orquesta y banda que se imparten en las enseñanzas oficiales de música en la Comunidad.

Lo que hace el curso de música único y claramente diferenciador es el hecho de que, al estar organizado desde el Ayuntamiento de Astorga, no persigue ningún ánimo de lucro. El fin principal desde sus orígenes ha sido, y es, potenciar la educación musical en la Ciudad, para que los jóvenes estudiantes puedan tener a su alcance a grandes profesionales de la música a nivel internacional.

La altísima calidad musical, pedagógica y humana del profesorado es otro de los hechos diferenciales que hacen del CIM una experiencia inolvidable para el alumnado.

Añadiendo una cuidada organización, que prima el trato humano con el alumnado, con una atención especial para con los menores de edad, faculta que el CIM año a año, mejore en calidad y mantenga un número de alumnado constante con muchas de las especialidades con plazas agotadas antes del cierre del plazo de inscripción.

Ediciones anteriores. Estabilidad y trayectoria.

Haciendo un poco de historia sobre el Curso de Música “Ciudad de Astorga”, éste surge por iniciativa de un profesor del entonces Conservatorio Elemental de Música, dependiente del MEC, hoy Conservatorio Profesional, allá por el año 1993. Víctor Segura Alemany, profesor de oboe plantea la actividad obteniendo la favorable respuesta de una empresa astorgana relacionada con el mundo de la música, la cual organiza éste primer curso con una única especialidad –oboe-  con el apoyo en cesión de instalaciones y logística por parte del Excmo. Ayuntamiento de Astorga. Ese mismo formato se repite en las ediciones de 1994 y 1995. Tras un año en blanco sin la realización de la actividad al retirar su apoyo económico la empresa astorgana, el Excmo. Ayuntamiento de Astorga lo retoma en 1997 de la mano del Director de la Banda y de la Escuela Municipal de Música, Ignacio Climent Mateu, tras considerar la importancia de la realización de un curso de estas características en la Ciudad, y existiendo una gran demanda por parte de alumnado de toda la comunidad de Castilla y León al no existir ningún curso de música en la zona.

Desde 1997 hasta hoy es el Excmo. Ayuntamiento de Astorga quien, a través de la Escuela Municipal de Música de Astoga, organiza y patrocina el Curso de Música, contando siempre con la colaboración del Conservatorio Profesional de Música en materia de logística cediento los espacios para las clases instrumentales.

Curso Internacional

Es a partir del año 2005 cuando el Curso se abre internacionalmente, pasando a denominarse Curso Internacional de Música Ciudad de Astorga, con envíos publicitarios a TODOS los centros de educación musical de todo el territorio nacional (Conservatorios Elementales, Profesionales o Superiores, Escuelas de Música, Centros Autorizados, etc.), así como a las Universidades que imparten Educación Musical o HH y CC de la Música, así como a conservatorios de Europa y a todos los Institutos Cervantes europeos, así como a las Embajadas de España en todos los países de la UE.

Debido al éxito de la organización del CIM, el alumnado responde de manera satisfactoria año a año, llegando prácticamente a los 200 alumnos en la pasada edición, y teniendo que dejar fuera del curso a un número importante de ellos por no poder contar con apoyos económicos que sufraguen el déficit y el coste que una actividad de tal magnitud tiene para un ayuntamiento de una Ciudad pequeña como es Astorga.

En estos más de veinte años de actividad se ha evolucionado progresivamente hacia un fin de excelencia en la docencia contando con los mejores profesionales para ello. Éste hecho no siempre ha sido fácil al no contar con un gran presupuesto y estar siempre subordinado, desde el punto de vista organizativo y económico, al número de alumnos matriculados en la especialidad. Por ello algunas especialidades se han tenido que anular en alguna ocasión aunque desde la organización siempre se ha luchado por mantenerlas todas considerando ese hecho como algo diferenciador desde el punto de vista de la calidad en comparación con otros cursos, al ser posible realizar actividades didácticas muy importantes en la formación de un músico, como son las agrupaciones instrumentales Banda y Orquesta.

A pesar de los problemas económicos para mantener la actividad siempre se ha ofertado un plantel de profesores muy importante y por el CIM han pasado profesionales de la música de talla internacional, varios profesionales extranjeros, con países de procedencia como Francia, Corea del Sur, Polonia, Rusia, etc. Siendo músicos profesionales en Bandas y Orquestas como:

  • Orquesta Nacional de España
  • Orquesta de Radio Televisión Española
  • Orquesta de la Comunidad de Madrid
  • Orquesta Ciudad de Barcelona
  • Orquesta de Cadaqués
  • Orquesta de Valencia
  • Orquesta del Palau de del Arts
  • Orquesta del Liceo de Barcelona
  • Orquesta de Mallorca
  • Orquesta de Murcia
  • Orquesta de Málaga
  • Orquesta Ciudad de Granada
  • Orquesta de Sevilla
  • Orquesta de Extremadura
  • Orquesta de Castilla y León
  • Orquesta de Galicia
  • Orquesta Ciudad de Oviedo
  • Orquesta Sinfónica de Asturias
  • Orquesta de Córdoba
  • Orquesta Ciudad de León
  • Orquesta Ibérica
  • Orquesta de Pamplona
  • Orquesta de Bilbao
  • Banda Municipal de Madrid
  • Orquesta de los Virtuosos de Moscú
  • Orquesta del Reina Sofía
  • Orquesta Nacional de Francia
  • Chambers Orchester of Europe
  • Mahler Orchester
  • Radio de Viena
  • Wiener Kammerorchester
  • etc.

O de centros educativos como:

  • Conservatorio Superior de Castilla y León
  • Conservatorio Superior de Asturias
  • Conservatorio Superior de Madrid
  • Conservatorio Superior de Valencia
  • Conservatorio Superior de Sevilla
  • Conservatorio Superior de Alicante
  • Conservatorio Superior de Córdoba
  • Conservatorio Superior de Salamanca
  • Conservatorio Superior de La Coruña
  • Conservatorio Superior de Aragón
  • Conservatorio Superior de Granada
  • Escuela Internacional de Música Reina Sofía
  • Conservatorios Profesionales como el de Astorga o Escuelas de Música de todo el territorio nacional, así como concertistas internacionales de primer nivel que participan como solistas en las principales salas de conciertos de todo el mundo o ganadores de importantes Concursos Internacionales como el de la ARD de Múnich en 2011.

Entre los profesores que han participado en algún momento en el Curso Internacional de Música Ciudad de Astorga a lo largo de los años se encuentran:

  • Violín: José R. Hevia, Aitor Hevia, Ane Matxain, JoaquínTorre, Sheila Gómez.
  • Viola: W. Rekusky, Luis Magín Muñiz, Jose Manuel Román, Älvaro Gallego.
  • Violoncelo: Victor Gil, Atapin, Adolfo Gutierrez, Luis Zorita, Adriana Casillas, Aldo Mata, Iagoba Fanlo, Eduardo González.
  • Pianistas acompañantes: Amparo Gutiérrez, Javier Iriso, Tatiana Patsevitch, Miguel Ángel Fernández, Senén García, Paz Alonso, Adolfo García Baraza, Luis Miguel Abello, Antonio Jesús Cruz, Inmaculada González.
  • Contrabajo: Vitold Patsevitch, Javier Sapiña, Francisco Roche, Mirella Vedeba, Joaquín Clemente, Mirella Vedeva
  • Guitarra: Miguel Trápaga, Daekun Jang, Sergio Meneguelo, Rubén Abel.
  • Piano: Tatiana Patsevitch, Teresa Pérez, Iván Cítera, Iván Martín, Susana Sánchez.
  • Banda: Victor Segura, Ignacio Climent, Luís Martínez, Luis Miguel Abello, Vicente López, Eduardo Sanz, Abraham Ganzález.
  • Curso Prof. Primaria y Secundaria: Juan José Cruz, Ignacio Climent.
  • Percusión: Fernando Santamarta, Carlos Domínguez, Belén López Berrio, Rafael Mas, Sergi Perales. 
  • Musicoterapia: Fernando Fernandez Company, Miren Perez Eizaguirre.
  • Orquesta: Mª José Cordero, José Ramón Hevia, Luis Miguel Abello, Jose Manuel Román, Eduardo Ganzález, Joaquín Clemente.
  • Trompeta: Ignacio Climent, Jaume Prats, Juan Carlos Alandete, Manuel Blanco, José Mª Ortí.
  • Trompa: Juan José Llimerá, Javier Falomir, Eduardo Sanz, Carlos Malonda.
  • Trombón: Juan José Cruz, Baltasar Perelló, Juan Carlos Matamoros, Enrique Cotolí.
  • Bombardino y Tuba: José Vicente Navarro, Vicente López, Mel Culberston, Alfonso Mollá, Alfonso Viñas.
  • Clarinete: Salvador García, Isabel Velez, Miguel Espejo, Javier Cerezo, Javier Espejo, José Pla.
  • Saxofón: Joaquín Ferrer, Miguel Tena, Manuel Ureña, Francisco Javier Nieto, Antonio Felipe.
  • Fagot: Guillermo Salcedo, Bernardo Verde.
  • Flauta: Luís Mariño, Raul Sancho, Eduardo Pausá, Zoe León, Mª Antonia Rodriguez, Jose Sotorres, Pablo Sagredo, Christian Farroni.
  • Oboe: Víctor Segura, Miguel Enguídanos, Juan Ferriol, Cristina Castaño.

 

Banda y Escuela Municipal de Música de Astorga ©

C/ Pedro Junco, s/n - 24700 Astorga (León) - Tel. 987 602 043 - Fax. 987 603 015

LOPD · AVISO LEGAL · POLÍTICA DE COOKIES